Las Promesas


.

Las Promesas

A veces la cotidianidad nos sumerge tan profundo que no nos damos tiempo, ni le damos espacio en la memoria, a esas promesas que por más pequeñas que sean tienen un valor monumental. Desde prometer lavar los platos, hasta prometer mandar un simple correo, o esas salidas con amigos que sólo quedan para después y nunca llegan. Hay que recordar que el mañana a veces nunca llega y por lo tanto no se puede hacer nada. Recuerda nunca faltar a tu palabra, ni dejar una promesa de lado. Es un valor muy importante.

Your Reply